Se acaba el verano y todos retomamos la rutina, y entre tantas cosas, toca retomar la futura boda que está a la vuelta de la esquina.

Hace unos meses recibí una bonita noticia. Una de mis mejores amigas, con la que llevo desde los 5 años juntas, ¡se casaba! quería que fuera testigo y además que Martina fuera paje, ¡qué ilusión!. Marta, la novia, tenía muy claro el estilo de vestido que quería para los peques y coincidiamos en todo lo que me decía. Enseguida se puso en contacto con Monreve, una marca infantil valenciana donde diseñaron y confeccionaron el vestido a medida de Martina y de los otros pajes. Fue rapidísimo, le tomaron medidas y a la siguiente vez ya tenian el traje listo.

El vestido es de plumeti blanco con la espalda al aire, escote en V y una lazada en beige grande como los pantalones de los niños. Sencillo pero a la vez super elegante. Además después de la boda es un vestido que podremos utilizar sin ninguna duda para un día especial e incluso un día cualquiera con los complementos adecuados. Mi niña no podía ir más guapa, ¿verdad?

Captura de pantalla 2015-09-04 a la(s) 16.07.59 (más…)