Qué levante la mano quien no ha vuelto a ir al cine en pareja desde que tiene hijos o en muy pocas ocasiones, vamos contadas con los dedos de una mano… ¡Yo, yo, yo!

Mi marido trabaja en el mundo del cine y televisión y desde que somos papás vamos mucho menos al cine de lo que nos gustaría, bueno, más bien de lo que le gustaría a él. Desde que soy mamá siempre he pensado por qué no hay ludotecas en los cines. Existen parques de bolas en centros comerciales mientras los padres terminan de hacer sus compras, y también las “sesiones teta”, que son sesiones matinales acondicionadas en temperatura y sonido para que padres y bebés puedan ir juntos al cine, pero una sala de juegos para dejar a tus hijos mientras ves una película no.

Los cines Lys en Valencia han creado el espacio “Mini Lys” una sala de juegos diseñada por Coper & Porter para que los peques que midan entre 85 y 125 cm se lo pasen pipa mientras los papás ven una película en el cine y que no sea de dibujos, ¡bien!. En este espacio los peques podrán jugar, hacer manualidades y talleres temáticos relacionados con la película de estreno. El coste del servicio creo que ronda los 3€ y está abierto los sábados, domingos y festivos del mes ¿a qué es una idea genial?

Seguro que más cines se apuntan a esta iniciativa.

minilys

 

 

 

¡Cuéntame qué piensas!